domingo, 4 de abril de 2021

Jerusalem Slim: Jerusalem Slim + Attitude Adjustment demos

Dos pedazo músicos como Steve Stevens que venia de publicar en 1989 el fantástico "Atomic Playboys" y Michael Monroe que en ese mismo 1989 había publicado el también imprescindible "Not Fakin It" deciden trabajar juntos al principio de la década de los 90´s y con ellos otros dos músicos de solera el querido Sam Yaffa y Greg Ellis. 

¿Qué podía salir mal? Según nuestro finlandés favorito Steve Stevens era un gran guitarra pero le preocupaba un poco su excesivo virtuosismo esto unido al productor del disco Michael Wagener empeñado en hacer lucirse a Stevens y que metiese el mayor número de notas por segundo termino de desviar el concepto original que tenía del álbum. De hecho Michael Monroe tenía en mente que Little Stevens produjese el disco, pero Polygram prefería e impuso al vendedor Michael Wagener. El caso es que grabado a lo largo de 1991 y con un costo de 700.000 dólares el disco sólo salió publicado en Japón y en Europa al año siguiente 1992 y con los músicos ya pensando en otras cosas Michael Monroe y Sammy Yaffa incluso giraron por Japón sin tocar ni un tema de este álbum y pidiéndole a los fans que no lo comprasen, eso es anti marketing, a la vez que empezaban a darle vueltas a otro maravilloso y breve proyecto llamado Demolition 23. Por su parte Steve Stevens que antes de que se publicase el disco en la fase de mezclas había llamado a Monroe para decirle que tenía razón en que Michael Wagener había metido demasiada mano y que estaba dispuesto a empezar el proyecto desde cero, enseguida cambio de idea cuando Vince Neil lo llamó para su nuevo proyecto.





El caso es que sin ser un disco de diez, no deja de parecerme un disco notable con momentos que obviamente suenan más a lo que por ejemplo luego serían Demolition 23, de hecho estos rescataron el tema "Scum lives on", pero hay otros temas como "Teenage Nervous Breakdown", "Hundred Proof love" que podían estar perfectamente en el disco de los Demolition 23. Por contra hay otros momentos en que la guitarra de Stevens tiene mayor protagonismo baste señalar una diferencia abrumadora el inicio del tema "Gotta get a hold" en el disco la introducción de guitarra es "flamenco", en cambio en la demo ese inicio ni esta, ni la guitarra de Stevens tiene el virtuosismo del disco es bastante más básica pero efectiva y otro ejemplo de lo mismo sería la inicial "Rock ´n´roll degeneration" mucho más cruda en la versión y sin esa voz en off al final de la canción que efectivamente recuerda a algún tema de "Atomic Playboys".

Y si hablamos del disco publicado en el 2010 llamado "Attitude Adjustement The demos" que recoge hasta cuatro canciones inéditas de aquellas grabaciones, pues los cuatro temas van más en la onda Hanoi sin tanto producción ni capas de sonido, como la muy Sex Pistoliana "Delirious", o la cruda "Final word" con la marca de la casa definida por el saxo de Michael Monroe.




lunes, 26 de octubre de 2020

Mindfunk



Viendo los antecedentes de los músicos que formaban la banda, la cosa no parecía pintar demasiado bien más los amantes del hard rock, con la mente abierta a los nuevos sonidos que en 1991 se estaban imponiendo. Analicemos uno por uno a los miembros del nuevo combo: el cantante Patrick Dunbar procedía de los muy hardcore, Uniform Choice. Reed St. Mark aún siendo estadounidense había sido el batería de los suizos Celtic Frost, otro de esos grupos que tenía bastantes fans y tus colegas te atormentaban en su casa con sus discos. Jason Coppola que me imagino no tiene nada que ver con el célebre director de cine había militado en los también hardcore, Chemical Waste. El bajista John Monte militó tanto en Chemical Waste como en los thrashers M.O.D dónde estaba el guitarra Louis J. Svitek que también recalaría en Mindfunk, estos últimos al menos eran graciosos en sus videos y lo mismo arrojaban a un falso Slash del escenario que tiraban al público a los presentadores.

 

Cinco músicos que en 1989 se juntaron y abrazaron lo que en aquel momento se llamaba metal alternativo donde se mezclaban distintos estilos en una paleta de sonidos multicolor: guitarrazos hard rockeros, bajos funky, delicados arreglos de guitarras acústicas. A pesar de fichar por Epic, y de la promoción el disco no vendió demasiado, comenzaron las deserciones y aunque nos dejaron dos discos más, el nivel no fue tan alto.





En cuanto al álbum diez canciones que no dan tregua desde la inicial “Sugar ain´t so sweet” con una banda que va a matar con un Pat Dunbar en estado de gracia, y  una intensidad total que se toma un respiro en ese interludio de tambores tribales y esos arreglos de guitarras que van entrando y la voz a ratos susurrante a ratos cruda de Dunbar. “Ride & drive” no baja el pistón con una batería que marca el inicio de la canción y el ritmo a la vez que las palabras parecen en ocasiones escupidas con rabia algo heredado de los pasados musicales del conjunto, me imagino. “Bring it on” es un tema con mucho Groove y un estribillo demoledor. Entre el resto de temas destacar la frenética “Big house burning” propulsada por el bajo de John Monte y con unos riffs de hard rock abrasadores. “Innocence” otro tema roquero que es un puzzle con cambios de ritmo variados  y un estribillo, con un aire a “Bang Tango”.  O la final “Touch you” otra estupenda mezcla de hard rock con unos toques funky, que  a mí me recuerda un tanto al “Dirty Frank” de Pearl Jam. El único momento de relax es la impagable balada “Sister blue” con una combinación acertada de guitarras eléctricas de blues y guitarra española, un tema que siempre me ha parecido espectacular, lo primero que escuche de la banda en la radio local de la ciudad y que me llevó de cabeza a comprar el vinilo.






miércoles, 7 de octubre de 2020

Eddie Van Halen



Un día triste, siempre nos quedará su música. Las redes sociales se llenan de pequeños tributos, he elegido este por original y por supuesto por la música de fondo con Jump y Top of the world, con ese sueño que ya no veremos cumplido dos etapas, dos cantantes y lo que algunos anhelábamos una gira conjunta con Dave y Sammy a las voces.

https://www.facebook.com/davesantiasartandsoul/videos/350915096251664

martes, 6 de octubre de 2020

ShaunTrack

No me extraña que el bueno de Jaime Altozano, alías: ShaunTrack tenga más de 2,4 millones de seguidores, servidor entre ellos. Un youtuber español triunfando en base a deconstruir canciones y es que el tipo en cuestión lo hace muy bien, se nota que es músico, pero también adereza sus videos con gotas de humor, de hecho en ocasiones me recuerda a un Arguiñano de la guitarra.

Pero lo mejor de todo es conocer detalles de algunos de sus himnos roqueros preferidos. Entre sus últimos videos analiza tres temazos de "Chinese Democracy" si ese disco "odiado" por parte de los seguidores de Guns & Roses, desde luego ShaunTrack no esta entre ellos y lo adora. En sus casi tres años de recorrido hay docenas de canciones de Rock y otros estilos que ha analizado, de los que puedes descubrir detalles que si este buen hombre no te los explicase (no los pillarías en la vida, al menos yo). He disfrutado descubriendo detalles del "Evenflow" de Pearl Jam, del "Painkiller" de los Judas, de los "Black metal" The Doors, de Metallica, Aerosmith o Ghost por poner unos cuantos ejemplos.

Aquí  dejo unos videos, entre ellos, él de hoy mismo que rompe la tónica habitual, un video donde descubre el talento de un chaval de la Rusia más profunda, digamos Siberia, un video que además tiene sus gotas de humor, aunque hay que reconocer que el chaval y los escenarios se presten a ello.







sábado, 26 de septiembre de 2020

Chasing fire

 


Han pasado dos años de la mayor decepción del 2018, la continuación del gran "Halfway to Hopkins"(2015) y es que este "Chasing fire" no es que no sea un digno sucesor, sino que se puede clasificar como un pufo musical. Una banda que bebía de las raíces del rock con en ocasiones un elegante toque pop, aquí opta por seguir la tenebrosa senda de un indie rock sin chispa ni gracia, la producción de Wolffgang Zimmerman anula cual atisbo de personalidad que tuviera la banda y ellos se dejan guiar como corderitos al matadero. Hay temas realmente insufribles: "Lady lights" o "Sometimes" son un par de ejemplos, incluso el tema que había salido de adelanto "My own way" es regrabado de nuevo para este "Chasing fire" quedando de un descafeinado que da pena ¿adónde quedaron las guitarras originales?. Otros temas, podrían haber dado mas juego con otro tratamiento "Safety", "Sweet imagination" o "You make it easy" pero la producción es nefasta.  Y que podemos salvar, pues muy poca cosa: el tema que salió como single: "Smoke and mirrors" aunque adolece como todo el disco de "ese punto de dureza" al menos tiene cierta atmósfera.


Y el otro tema salvable sería "Off my mind", poca cosa para un segundo larga duración.

 ¿Qué fue de aquellos cinco chavales que tan buenas vibraciones nos supieron transmitir en la difunta Rocksound? Pues probablemente una crisis interna, porque cambiaron al batería y mutaron su sonido, el resultado pues mi pocos conciertos y nulo éxito, sí es que eso es lo que buscaban con ese giro sónico, la operación ha sido un fracaso rotundo. Al fondo se atisba una luz, y es que probablemente el año próximo habrá nuevas canciones, con los cinco integrantes originales. Es una banda veterana a la vez que joven pero su resbalón ha sido épico y la credibilidad esta mermada, sólo ellos nos darán respuesta. 

martes, 1 de septiembre de 2020

New Rock Underground








Una reedición calentita con tres temas extras (que no desconocidos)  y un sonido remezclado, que tampoco mejora ni empeora el producto para un disco de la cosecha 1997/98 con un sonido "único". La mezcla perfecta de glam rock con toques ácidos, psicodélicos, ramalazos punk y un Kory Clarke en sus mejores años, todos los noventa lo fueron en cualquiera de sus vertientes.

Ahora sólo falta que reediten el "Live in London" con algún extra (fueran del disco quedaron dos temas que sonaron aquella noche y que son nada más y nada menos que Buzz on y Punk and belligerent) y unos pocos muy pocos seremos felices. 

Como curiosidad, cuando la banda se desintegro dos de sus miembros el guitarrista Johnny Jetson y el batería Stevie de Luxe siguieron la estela de este disco, con lo que podríamos calificar como una segunda parte con un sonido similar y un cantante con cierto parecido vocal con Kory Clarke, pero fallaban las canciones y aunque hay algún tema salvable, los Queer for girls se quedaron a años luz de "New rock underground"






sábado, 20 de mayo de 2017

21-09-1996

Bonita noche en el recuerdo.
Un set list configurado con sus tres mejores discos:
 
 
 
Así sonó aquella noche una de sus nuevas composiciones 04-Pretty Noose.mp3

Y dos clásicos absolutos "Black Hole Sun" con sólo Chris en el escenario empalmado con la todopoderosa Outshined: 11-Black Hole Sun, Outshined.mp3