sábado, 28 de diciembre de 2013

As real as it gets

Publicado hace apenas diez días, es agradable que todavía queden bandas como Million $ Reload que creen en lo que hacen. Publicar un disco que ellos mismos se han autofinanciado, es darse un gusto a si mismos. Pero además con sólo dos álbumes de estudio lanzarse a la tarea de publicar un doble disco en directo en su edición vinilo, en CD es sólo uno, a imitación de aquellos dobles directos de los setenta y primera mitad de los ochenta, es de valientes. En el 2014 prometen nuevo álbum, aunque aquí no adelantan nada, aunque hay que tener en cuenta que el directo fue grabado en abril de este 2013 en una única actuación en un club de su Irlanda natal. El contenido dieciseis canciones, quince son de sus dos anteriores discos en estudio "Anthems of degeneration" y su fantástico disco del 2012 "A sinner´s Saint" más el plus del tema que cierra el concierto una versión de su paisano Thin Lizzy y su "Cowboy song". El sonido bastante crudo creo que no ha sido demasiado retocado y en cuanto a los temas más destacados, es cuestión de gustos pero a mí de su primera obra siempre me gusto "The last icon" aquel tema dedicado a estrellas del rock muertas" o temas con ese toque AC/DC como " Goodnight New York", y en cuanto a su segundo disco destacan claramente algunas canciones que seguramente merecían mejor suerte "Broken" que en directo termina con una preciosa armonica, así como "Fight the system" o "Bullets in the sky" lo más parecido a un pequeño éxito que ha tenido la banda.
 

viernes, 27 de diciembre de 2013

Almost Human por caminos demasiado trillados.

A estas alturas, por lo menos en lo que a mi respecta el nombre de JJ Abrams no es sinónimo de calidad, sino de un producto con un envoltorio muy bonito y hueco por dentro. Y de momento la nueva serie de ciencia ficción en la que ejerce de productor ejecutivo me reafirma en este parecer.
A estas alturas y tras visionar cuatro episodios, la serie claramente ha ido de más a menos, de hecho se está convirtiendo en la típica serie de pareja policial (muy diferentes entre sí, después de todo uno es humano y el otro un robot o "sintético", aunque en ocasiones sea más expresivo el segundo que no el primero, unidos "por cojones") que resuelven casos, que por otro lado tienen poca capacidad de sorpresa o innovación, o acaso no se ha visto una y mil veces eso de infiltrarse en una banda de traficantes o resolver el secuestro de personas en un edificio, maniobra distractoria para otros menesteres. El episodio piloto sin ser nada del otro mundo al menos aportaba esperanzas, cierto es que en sus primeros minutos esos que nos trasladan al pasado del protagonista me sentía como si estuviera viendo un video juego, pero luego las referencias a un buen montón de películas de culto en el mundo de la ciencia ficción ya sean esos escenarios lluviosos de Blade Runner, esas pantallas táctiles a lo Minority Report, esa prótesis de pierna en plan Robocop, o varias referencias indisimuladas a "Desafío Total" abrían posibilidades que se podían desarrollar sacando partido en la serie. Pero tras ese primer episodio que parecía abrir la vía a la búsqueda de una venganza por la emboscada del protagonista, a ahondar en porque es tan importante el "myclon red", o a buscar a esa ex novia traidora que sin duda tiene la respuesta a todas estas preguntas, en los tres siguientes episodios se abandona totalmente esta trama y se entra en la fase de episodios autoconclusivos sin apenas referencias a unos hechos que constituían el punto de partida de la serie, no dudo que en un futuro se retome ese camino que marca el episodio piloto pero resulta difícil entender que el protagonista no ponga más hincapié en algo que le dejó "mutilado", en coma durante meses y con evidentes secuelas psicológicas. Quizás esta serie de episodios pretenda servir de introducción a personajes principales que irán ganado protagonismo, pero esto se podía hacer haciendo avanzar ligeramente más la "subtrama".
Entre estos personajes esta la guapa agente "Valerie Stahl", cuyo padre no es otro que el guitarrista de Aerosmith en el periodo de principios de los años ochenta cuando Joe Perry y Brad Whitford dejaron la banda y Rick Dufay, ocupo el puesto de Brad grabando el injustamente poco valorado "Rock in a hard place".
La jefa de policía "Sandra Maldonado" o el personaje más interesante hasta el momento ese "Rudy Lom" cientifíco con un "puntito de locura" que es de lo más positivo hasta ahora, junto a ese puntito de incorrección del protagonista en determinados momentos que le llevan a practicar la tortura con los detenidos, o a ajusticiar saltándose todos los códigos morales algún delincuente. Cabrá esperar que la serie retome pues la subtrama que se intuía en el primer episodio y que sea capaz de elaborar casos con un punto más de originalidad, de lo contrario pronto se convertirá en una serie que a pocos fans de la ciencia ficción creo que contente.

martes, 24 de diciembre de 2013

Adiós Germán

Gracias por hacer nuestra adolescencia menos gris y más divertida, y es que empezados los ochenta cosas así se salían de la norma.

Que suene una vez más:

sábado, 21 de diciembre de 2013

10 del 2013

He aquí una tradición la lista de esos diez discos que más nos han gustado en este 2013 que ya se acaba, como cada hijo de vecino es simplemente cuestión de gustos, los pongo por orden alfabético que es una forma como otra cualquiera de ordenarlos sin romperse demasiado la cabeza.


Buckcherry "Confessions"
Clifford Hoad´s Kings of the Sun "Rock til you die"
Hogjaw "If ain´t broke"
Jake Bugg "Shangri La"
Michael Monroe  "Horns & halos"
Monster Magnet "Last patrol"
The Answer "New horizon"
The Quireboys "Beatiful curse"
Vista Chino "Peace"
Zodiac "A hiding place"

Fuera quedan bandas que siempre habían sido un valor "casi seguro" pero que en esta ocasión sus nuevas obras no me han acabado de convencer "Pearl Jam", "Spiritual Beggars" o "Alice in Chains" son tres ejemplos incluso en el esperado regreso de Tom Keifer hay demasiadas canciones que no me llegan. En todo caso el 2014 será mejor o eso esperamos con lanzamientos que prometen Van Halen, Kix, The Darkness, Mustasch o Silvertide entre otros
.


 
 
 
 





viernes, 13 de diciembre de 2013

Slippin´away

Viernes trece, buscando entre los discos se encuentra uno este viejo single de esa banda destinada a ser admirada por una minoría, aunque en su día tuvieron fans de renombre sin ir más lejos uno llegó a ellos a través de la camiseta que el lucía el "Dios del rock" Axl, lo que provocó que algunos nos interesásemos por esa banda fiándonos del criterio del loco del "pelo rojo", lo cierto es que por aquellos tiempos en que los ordenadores no dominaban la tierra, arriesgarse y gastarte la paga semanal en una banda desconocida era el único camino en ocasiones recompensado con un inusitado placer para nuestros oídos. Este el fue el caso, y su primer álbum cargado de quizás sus himnos mas reconocidos entraba en casa, como no disfrutar de "Blooze", "Simple man", "Hollywood" o "Hands off", un par de años después el quinteto volvía a la carga y ya lo esperabamos con los brazos abiertos, aquel primer single "All the time in the world" dejaba las cosas bastante claras la volvía a lo grande, cierto es que habían perdido algo de "fuerza" pero las canciones ganaban en elegancia y madurez y este primer adelanto era una clara muestra.
Por supuesto no faltaban los temas de rock, la inicial "Back on the streets" era un ejemplo de ello con un toque más rocanrolero y menos sucio que las canciones que componían su primera obra, pero bien construida como la fantástica "Give the devil his due". En cuanto al single que me ha llevado a escribir esta entrada es la primera de las baladas que hay en el álbum, un tema co escrito con el famoso "Steve Earle" es una canción basada en las guitarras acústicas y el órgano hammond enriquecidos estos elementos por coros femeninos, todo en una onda muy country rock quedándoles un tema realmente bonito. Con "Nowhere to go but town" vuelta al hard rock sin concesiones, con una base rítmica demolera, me encanta el gruñido final que se marca David Roach. El siguiente paso en el camino es "Misery loves company" una canción muy alegre  y vacilona que cuenta con una pianola lo que le da al tema cierto aura a canción de los "Quireboys" aunque la voz de David marca amplias diferencias en lo vocal con respecto a Spike. "Throw it all away" es quizás el tema que más se acerque al sonido que tenían en su primer disco, rápido y sin concesiones las guitarras crujen mientras la batería es aporreada con rabía. "Killing time" es una de las perlas del disco un blues rock lento y cadencioso que ira cogiendo cuerpo a medida que la canción avance. "Clean the dirt" es un medio tiempo donde la voz de David Roach luce, coronado el tema por un bonito solo. El disco se cierra con un tema donde de nuevo la banda se dedica a rockear duro y rápido "Lost in the city" si que les puede emparentar con ese espíritu sleazy de su primer álbum.
 
Por cierto el año pasado lanzaron una reedición con nada menos que ocho bonus tracks que debe caer:
11. Too Late To Save Me
12. This Trouble
13. Hallelujah I Love Her So
14. Back On The Streets (demo)
15. Give The Devil His Due (demo)
16. Misery Loves Company (demo)
17. Lost Angel (live)
18. 
Playin To Win (live)
 

jueves, 12 de diciembre de 2013

La prueba del crimen (2006)

Hace unos días fallecía Paul Walker, y aunque nunca me gustaron las cintas "The fast and the furious", con la primera me basto, era un actor que me caía bien, un guaperas que en ocasiones se esforzaba en actuar, guardo un grato recuerdo de "La prueba del crimen" una cinta de esas modernas con un estilo parecido por momentos al empleado en sus películas por el ex marido de Madonna, Guy Richie, es tiempo de rendir un pequeño homenaje a Paul. 


Sinopsis:
Durante diez años Joey Gazelle ha compaginado con éxito dos vidas que entran en conflicto como adorable hombre de familia y empleado de poca monta de la banda italiana de los Perello en Grimley, Nueva Jersey. Sin embargo, cuando Joey ignora las instrucciones explícitas de la banda que le ordenan deshacerse de un arma utilizada en el asesinato a tiros de un policía corrupto durante una venta de drogas frustrada, coloca a su familia, si querer, en una situación de peligro inmediato. Joey oculta la prueba incriminatoria en su sótano para utilizarla en el futuro como garantía contra sus jefes, pero el mejor amigo de su hijo, Oleg, la descubre y huye con el arma. Inconsciente de que la desaparición del arma puede amenazar la vida de Joey y la suya misma, Oleg la utiliza para herir a su padrastro maltratador, Anzor, la oveja negra adicta a las drogas de la mafia rusa de los Yugorsky, y luego se escabulle en la noche. Mientras busca, en vano, un refugio seguro, Oleg se encuentra y evita a una banda nocturna de delincuentes mientras le persiguen los implacables hombres de los Perello, los Yugorsky y el detective Rydell, un detective corrupto que está ansioso por aprovecharse de los desastrosos efectos potenciales que podría causar el arma perdida en la todavía débil alianza entre los clanes rivales Perello y Yugorsky. Mientras tanto, Joey, también implicado en la búsqueda de Oleg y ayudado tanto por su mujer Teresa como por su hijo, se ha embargado en una búsqueda nocturna desesperada, no solo para localizar a Oleg y al arma sino también para salvar su propia vida y su credibilidad en las calles manteniéndoles el secreto de la desaparición del arma a ambas familias de mafiosos.
Opinión:
Una agradable sorpresa esta cinta, que por cierto ha sido vilipendiada por gran parte de la critica y sus resultados en la taquilla han sido más bien flojos.
Lo primero señalar para quien no la haya visto que es muy violenta y que el lenguaje empleado esta lleno de expresiones tipo "joder", "puta", pero estamos hablando de un thriller sobre la mafia y polis corruptos y precisamente ese es el lenguaje que estos deben emplear, no creo que vayan a recitar a Shakespeare precisamente.  Paul Walker  desempeña un papel que se le ajustaría como anillo al dedo a Bruce Willis, pero en esta ocasión cumple, decir que es un guaperas en sentido negativo no me parece suficiente argumento.
En la película si algo no falta es acción trepidante, situaciones limite, casualidades y algo que me parece no muchos han apreciado, dentro de la propia historia se viene a contar una especie de cuento o fábula sobre niños y gente perversa que los rodea, fantástico el segmento de los pedófilos, por el contraste que se establece entre las actitudes de estos y un escenario el de su casa que parece sacado de un cuento de hadas, lleno de colorines y en apariencia inocente nada más lejos de la realidad.
El señor Wayne Kramer sin duda rinde homenaje al cine del maestro Peckinpah, mediante la cámara lenta y escenas de violencia desgarradora con cuerpos destrozados por el impacto de las balas, y lo hace mediante unos estallidos de violencia seca que te dejan pegado a la butaca. Pero no solo esto si que existe toda una galería de personajes atractivos, de moral ambigua, hay esta ese personaje "freaky" el ruso "Anzor", el padre del niño Oleg, obsesionado con John Wayne (el duque), probablemente desde su niñez y acentuado esto debido a las drogas que toma, que incluso le suelta un discurso muy en la línea Tarantino al pobre niño explicándole como entro en su vida John Wayne, hay es nada. Un Chaz Palminteri bastante envejecido que dibuja perfectamente su papel de poli corrupto interesado en buscarse una jubilación en algún lugar paradisíaco. Y que deja para la posteridad una estupenda frase: "Tengo a la mayor mafia del mundo, soy la ley..."
 Cameron Bright (Oleg) una vez más haciendo un papel de niño un tanto raro, en este caso de crio ruso maltratado e incomprendido, como demuestra la escena en la que hablan de música en el coche. Esa prostituta de buen corazón que ayuda a Oleg, ese chulo de putas de impoluto traje blanco. O esa esposa del héroe que horrorizada por lo que descubre en un armario, se torna en una justiciera. Son todos ellos personajes que se integran en la narración, que se cruzan en una sola noche en un guión que apenas da tregua, el arma es solamente el McGuffin que empele al protagonista a ir de un lugar a otro.

Quizás el final sea la parte más floja, tras el atroz tiroteo en la pista de hielo, el encuentro en la cafetería, viene ese momento edulcorado ese "happy end", un tanto forzado, pero se le perdona porque a todos nos gustan los finales felices y en Estados Unidos, nos gusta imaginar hay un programa estupendo de protección de testigos, y personas en peligro.

La caja negra


La caja negra es el decimoctavo libro protagonizado por Harry Bosch, ese policía angelino que nació hace veinte años de la mano de un periodista de sucesos de Los Angeles llamado Michael Connelly. A día de hoy Harry Bosch para los amantes de la novela negra, es todo un clásico de la novela negra, e incluso en nuestro país ha alcanzado un cierto éxito que se ha ido cimentando primero en el boca a boca entre los aficionados a la literatura negra,  luego a través de la red, sin olvidar que un par de adaptaciones a la pantalla de obras de este autor habrán ayudado lo suyo (aunque en ninguna de esas películas Harry aparezca). Cosa que tarde o temprano sucederá en forma de largometrajes o en forma de serie televisiva, pero mientras eso no sucede cada uno en su mente puede poner una cara y un bigote al protagonista de tantos buenos momentos de lectura nos ha dado, de hecho recuerdo que el primer libro que me leí fue precisamente el primero de la serie "El eco negro" gracias a la recomendación del bibliotecario de la  Bóvila (Esplugues) centro de referencia a nivel estatal en todo lo relacionado con la novela negra, tanto en así que incluso tiene su propio premio de novela negra.
Volviendo al libro "La caja negra" se hizo el añó pasado con el premio RBA de novela negra lo que permitió a Connelly llevarse un pellizco monetario nada despreciable en estos días. Un premio justo, aunque personalmente pienso que es más el premio a una trayectoria que a la propia novela en sí, quiero con eso  no quiero decir que el libro que nos ocupa no sea bueno, pero dentro de la serie no es ni de lejos de los más destacados, pero sigue siendo una pieza más de ese bonito puzzle confeccionado por su autor.

Por que el autor tiene la fórmula para atrapar a los lectores en cada una de las tramas que teje en sus novelas. El Harry actual ya tiene aquellos cuarenta años de sus primeros casos, ha entrado en los sesenta con un hija adolescente, pero en el fondo sigue siendo el mismo tipo que se obsesiona compulsivamente con cada caso que aborda, dejando el resto de cosas en un segundo plano lo que luego siempre pasa factura en las relaciones humanas sin ir más lejos, pero él es así y a sus lectores nos gusta. En lo personal me hubiera gustado que Harry fuese un amante del rock, pero no hubo suerte y su música es el jazz y como siempre no faltan referencias a músicos de ese estilo e incluso piques con algún amigo con el que comparte afición por ese género. A los fans nos encantan esos personajes que en algún momento aparecen en sus novelas y luego se cruzan en las otras novelas que el propio autor escribe con otros protagonistas ya sea con Michael Haller (abogado hermanastro de Bosch), Jack McEvoy (por siempre el periodista de "El poeta" o incluso el difunto Terry McCaleb al que el gran Clint Eastwood no supo sacarle todo el partido traicionando el final de la novela. En cuanto a la sinopsis de la novela, tras una introducción que nos traslada a los disturbios raciales de Los Angeles en 1992, Harry Bosch y su compañero son requeridos a la escena de un crimen en pleno corazón del caos, ha aparecido ejecutada en un callejón un chica blanca que resulta ser una periodista danesa, escoltados por la Guardia Nacional. La urgencia de la situación que vive la ciudad, conlleva que nuestro protagonista apenas disponga de una hora de tiempo para dedicarle al caso antes de ser requerido en otro punto de la ciudad, días después el caso es transferido a otros agentes llegando a una vía muerta. Salto temporal y nos trasladamos al año 2012, ahora Harry trabaja en la unidad de "casos sin resolver" una unidad encargada de resolver casos aún no cerrados a la luz de la aplicación de las nuevas tecnologías que en su día o no existían o estaban en sus albores, ya sean secuenciaciones de ADN, análisis balísticos de primer orden, etc. Existen las segundas oportunidades y Harry Bosch está dispuesto a borrar de su vida la desazón que le produjo no poder resolver aquel caso y el recuerdo de aquella chica que recibió el apodo de "Blancanieves", a partir del filo hilo de una pistola, la madeja se ira desenredando llevándonos por unos derroteros bastante diferentes a los que en un principio parecía responder el "crimen dormido", todo esto aderezemoslo con el enésimo enfrentamiento con las jerarquías políticas y policiales, los resquemores raciales dentro del propio departamento de policía de Los Angeles, sus dificiles relaciones con el género femenino me da que su nueva novía le va a durar poco, y su torpe trato con su hija adolescente. La única pega es la innecessaria presencia final de determinado personaje del libro que viene a ayudar y cerrar cuestiones de forma bastante innecesaria. La verdad es que me cuesta imaginar que a este personaje huérfano desde pequeño, su madre prostituta fue asesinada (no sé si un pequeño homenaje del autor al gran James Ellroy), veterano del Vietnam y policía integro por edad no le quedan más de dos o tres novelas, eso sí ,me imagino que el día que se jubile podría seguir como investigador privado o más probablemente asesorando a su relevo generacional, esa hija suya que llora leyendo "El guardián entre el centeno".

martes, 10 de diciembre de 2013

Slash x dos.


En el año 2010 Slash publicaba lo que el llamó “su primer disco en solitario”, algunos opinamos que no es una definición demasiado correcta teniendo en cuenta aquel par de discos pretéritos bajo la marca Slash ´n Snakepit, pero no polemicemos por este tema. Sobre aquel disco hubo multitud de opiniones, los fans más “hard die” lo defendieron a capa y espada, pero para un sector bastante numeroso de fans era poco más que “basura”. En su día ya dije lo que me parecía pero tres años después y volviendo a escucharlo me reiteró en lo positivo hay grandes temas y es que “By the sword”, “Ghost” o “Back from Cali” por poner tres ejemplos son temas de nivel que no están al alcance de todas las bandas o solistas, en su contra una única cosa más que temas de Slash para ser el guitarrista adaptándose a las bandas de cada uno de estos cantantes, cosa que por cierto pasa con casi todos los que aparecen en el disco. Luego hay otras canciones que sin ser tan redondas tampoco son desdeñables caso de “Beatiful dangerous”, “Doctor Alibi”, “Crucify the dead” o incluso esa “Promise” con aquel Chris Cornell en sus peores días de desorientación musical después de publicar aquella mierda llamada “Scream” de la que siendo generosos se salvaban un par de cortes y eso después de que alguien cambiase la música en uno de ellos. Yendo a los aspectos negativos el álbum es cierto que la variedad estilística del disco le resta algo de coherencia y al menos a mí temas “Nothing to say” o “Saint is a sinner” no me dicen nada e incluso el tema instrumental que aporta poca cosa, por más que participen Dave Grohl y su ex compañero Duff McKagan. Por suerte, al menos en la versión del CD que tengo se quedo fuera la colaboración de aquel cantante nipón, de hecho hay tres temas más grabados que salieron por moderneces como itunes y que tampoco aportan demasiado.

Y claro tras el disco toca la gira mundial y aquí la cosa mejora el otro día me hice con este Blu Ray “Made in Stoke 24-7-2011” que resulta ser el pueblo de Inglaterra donde Slash nació y residió hasta cumplidos los cinco añitos. Ante 1500 paisanos y en un local bonito, la calidad de imagen y un sonido excepcional, hacen que pague la pena asistir a un concierto donde un tercio del repertorio son temas clásicos de los Guns y que Miles Kennedy cumple con ese difícil papel de sustituir a Axl, aunque esa “Rocket Queen” aquí pierde ese tufillo que a mí siempre me pareció tener de canción “sucia”. Pero por lo demás Slash no reniega de su pasado y cae un solo tema de (Velvet Revolver) lo que no me parece mal, nunca me encandilaron en demasía, cuatro temas de Slash & Snakepit y siete u ocho temas de su disco en solitario, el set list podía ser mejor, sí pero sinceramente está bastante equilibrado y que haya un par de temas que no me convenzan entre tanto hard rock de kilates tampoco es motivo de queja. La banda que acompaña a Slah cumple e incluso el bajista Todd Kerns se permite cantar el tema de “Doctor Alibi” cosa que me parece bien pues no veo a Miles Kennedy  en un registro vocal similar al del viejo Lemmy. En definitiva un buen documento de lo que Slash ofrecía hace tan solo un par de años y que no defraudará a los que crecimos con el hombre de la chistera. En los extras pues una entrevista con Slash, otra con Miles Kennedy e incluso conoceremos al tío británico de Saul Hudson un tal "uncle" Ian.
 

 
El set list.

 
01. Been There Lately (SLASH"S SNAKEPIT)
02. Nightrain (GUNS N" ROSES)
03. Ghost
04. Mean Bone (SLASH"S SNAKEPIT)
05. Back From Cali
06. Rocket Queen (GUNS N" ROSES)
07. Civil War (GUNS N" ROSES)
08. Nothing To Say
09. Promise
10. Starlight
11. Doctor Alibi (con Todd Kerns a la voz)
12. Speed Parade (SLASH"S SNAKEPIT)
13. Watch This
14. Beggars & Hangers-On (SLASH"S SNAKEPIT)
15. Patience (GUNS N" ROSES)
16. Guitar Solo / Godfather Theme
17. Sweet Child O" Mine (GUNS N" ROSES)
18. Slither (VELVET REVOLVER)
Encore:
19. By The Sword
20. Mr. Brownstone (GUNS N" ROSES)
21.
Paradise City (GUNS N" ROSES)



martes, 3 de diciembre de 2013

Rock til ya die

Hace apenas tres meses se producía la publicación de "Rock Till Ya die" una buena noticia el regreso de una de las mejores bandas de rock que ha parido Australia, los poco conocidos "Kings of the Sun", de hecho ya puedo decir que me parece de lo mejorcito que se ha publicado en este 2013. Pero claro como se echa en falta al cantante original el hermano pequeño  Jeffrey Hoad, un tipo con carisma, chulería y una poderosa voz (en alguna ocasión en mi fuero interno pensaba que era el sustituto perfecto para Dave Lee Roth en Van Halen, pero sólo debía pensarlo yo). Y que conste que el hermano mayor Cliff Hoad además de resucitar la banda y seguir tocando la batería se hace cargo de las tareas vocales con un rendimiento mucho mayor del que algunos nos podíamos esperar, incluso en gesto de honradez la nueva denominación de la banda es: Clifford Hoad´s Kings of the sun. Ojalá en algún momento Jeffrey reconsideré su postura de aabandonar definitivamente el mundo de la música y se sume a este proyecto, porque en este disco la banda o Clifford demuestra que pasados los 50 años se puede seguir rockeando con dignidad, hasta cinco videos promocionales se han lanzado del disco cinco canciones con comentarios del líder y que son una más que digna continuación a aquellos tres primeros álbumes que son tres joyas del hard rock de finales de los ochenta y primera mitad de los noventa, lástima que el público no supiera entender lo buenos que eran, y a pesar de ser teloneros de grandes bandas como Kiss o los mismos Guns & Roses en su país natal, con incidente con Axl incluido no podía ser de otra manera, cuando el loco pelirrojo se entero de que nuestro protagonista Cliff había dicho en una entrevista que Axl copiaba la imagen de chico malo de los Rose Tattoo, el todopoderoso Axl les corto la corriente a los veinte minutos de actuación. Sea como fuere un par de clips del nuevo lanzamiento de Kings of the sun y algún día tendremos que rescatar y publicar una reseña de cada uno de aquellos tres primeros discos, de una banda que en sus comienzos se hacían llamar "Young Lions" y cambio su nombre al de una vieja película de Yul Brynner, el calvo de oro de Hollywood.
 
 
Y casi obligado de postre la canción de 1988 que inaguraba su estupenda discografía, con reminescencias de los mejores ZZ Top y del Hard rock de calidad: "Serpentine".

jueves, 28 de noviembre de 2013

The horn

 
 

Cada día me caen mejor, su regreso no ha sido un gran éxito a nivel comercial, pero "Hot cakes" tenía un buen nivel y fui uno de los que me alegre de su retorno, ahora publican un nuevo single "The Horn" que puedo decir, me encanta la canción  ese riff inicial es asesino, esos gritos de Justin , pero sobre todo ese final delirante donde lo da todo con la voz, a mi incluso me recuerda a una gallina, será que he vivido mucho en el campo. Sea como fuere, una buena señal esa gira por Gran Bretaña y ese más que posible nuevo álbum para el ya cercano 2014.

lunes, 25 de noviembre de 2013

Jason Everman: Curriculum vitae

La verdad es que toda la vida de este hombre es bastante novelable, nació entre los hielos de Alaska en 1967. Como buen rockero americano no pudo escapar al tópico de una juventud digamos que conflictiva al parecer una de sus aficiones era hacer estallar los inodoros en base a pequeños artefactos explosivos de creación casera. Y de resultas de estos desmanes hormonales de "teenager" le toco pasar por el psicólogo, al parecer un tipo majo que supo reconducir en buena medida las actitudes de nuestro protagonista, llevándolo a canalizar la energía que a través de la música, Jason fan de Ace Frehley aprendió a tocar la guitarra y el bajo. Y a militar en bandas de instituto que aunque no le llevaron a ningún lugar, le sirvieron para ir cogiendo práctica y confianza en si mismo.

Terminada la escuela se embarca con su padre pescador y durante unos meses se dedica a la pesca del arenque, salmón y mero por las costas de Alaska, pero el oficio no le convence está claro que su pasión es la música, pero esos meses le permiten hacer un pequeño capital para lanzarse como todo buen americano en busca de su sueño.
 En algún momento de su vida se traslada a Seattle y en febrero de 1989 a través de su amigo Chad Channing batería de una banda underground, se une a la misma esa banda no es otra que Nirvana, incluso llega a figurar en los créditos de su primer álbum "Bleach" aunque lo cierto es que no aporta ni una sola nota, pero es la que tiene Kurt Cobain de agradecerle un préstamo de algo más de 600 dólares para saldar deudas que tenía la banda. Su permanencia en la banda se prolonga hasta el verano de ese mismo año, en este tiempo su aportación en estudio se limita a grabar una versión de Kiss "Do you love me" y a acompañar a la banda en la gira de presentación de Bleach. Sin embargo, no tiene empatía con los otros miembros de la banda y Kurt prescinde de él.





Pero este es sólo en primer paso en un camino que lo tendrá al borde del éxito, rozándolo con los dedos y sin poder aferrarse a él definitivamente. En otoño de ese mismo 1989 la suerte vuelve a cruzarse en el camino de Jason pasa a formar parte de una de las bandas más prometedoras del mundo mundial, Soundgarden. Recién salido del horno esta su nueva obra "Louder than love", Hiro Yamamoto abandona el grupo y en esta ocasión Jason cambia la guitarra por el bajo, rueda incluso el video clip de "Loud love".
Pero de nuevo su aportación a la banda en estudio es escasa otra versión, en este caso el "Come together" de los Beatles, que apareció en un Ep que llevaba por título "Loudest love" y contenía algunos cortes de la banda. La gira del "Louder than Love" a través de Estados Unidos y Europa pone de manifiesto de nuevo que la personalidad de Jason es un tanto extraña y la falta de feeling hace que la banda decida prescindir de sus servicios. La segunda gran oportunidad de su vida volvía a pasar de largo. Tras unos meses en "paro" en 1991 se une por unos meses al penoso grupo de metal industrial OLD, de nuevo al bajo, aquí si participa activamente en un disco engendro que lleva el título de "Lo Flux Tube", basta ver el video clip de Old/Marzursan para percatarse que tanto "noise" no está hecho para todo los oídos. Pero en 1993 se une de nuevo a una gran banda y lo digo en el sentido artístico que no de éxito comercial, pues después de todo Mindfunk no se comieron nada en el negocio del rock, pero facturaron tres discos de los cuales el primero y de título homónimo es una maravilla y el segundo "Dropped" de 1993 donde Jason ejerció de guitarra estando un escalón por debajo sigue siendo altamente recomendable.
De nuevo abandona la banda en 1994 sin que supo uno bien cual fue el motivo y aquí tenemos a un tipo de 26 años que ha pasado por tres grandes bandas sin "fortuna personal". Llega el momento de tomar una decisión extrema y se alista en un cuerpo de élite del ejército americano. E segundo batallón de Rangers, los siguientes meses de su vida los pasara en Fort Benning recibiendo sin duda un duro entrenamiento, a estas alturas de la película sus greñas son parte del pasado.  Su bautismo de fuego tuvo lugar por lo visto en América del Sur, probablemente en Colombia contra unos narcotraficantes, tras tres años de vida militar decide dejarlo, eso sí sólo durante unos meses y al igual que muchos otros rockeros incluso patrios, se traslada al Himalaya y durante unos mese convive con unos monjes budistas en el Nepal.
Pero tras tanta inacción en el año 2000 reingresa en las filas del ejército y se distingue en diversas misiones en Irak y Afganistán. Obsérvese la camiseta que luce, al menos mantiene el buen gusto en los musical. En el año 2006 abandono definitivamente el ejército tras haber estado luchando contra los talibanes en la frontera entre Afganistán y Pakistan. Era hora de volver a casa. De regreso a la vida civil era hora de emprender un nuevo camino y se inscribió en la Universidad de Columbia, durante los siguientes años curso sus estudios de Filosofía y finalmente el 20 de mayo del 2013 obtuvo su graduación, siendo este el último paso conocido de su vida, con 46 años. En una entrevista reciente en que repasa parte de su vida confiesa que aún toca la guitarra todos los días pero más por hobby, que con la idea de intentar un nuevo asalto al mundo de la música.
Para leer la última entrevista que sepamos concedio y recordar un poco su vida.
 
 

viernes, 22 de noviembre de 2013

Crucified


Y después de unos días rescatando discos de esos perdidos en el baúl de los recuerdos vayamos con una novedad recién salida del horno. Un viejo conocido vuelve a la carga como ya anunciaba hace unas semanas es míster Jizzy Pearl, que ha puesto en marcha de nuevo los Love/Hate, bueno la verdad es que de la formación original sólo está él, lo que le ha acarreadao el furibundo ataque del guitarra original Jon E. Love.
Con una portada que sin duda nos remite a aquel célebre episodio de principios de los años noventa, cuando el cantante se crucificó en la “Y” del cartel de Hollywood pensando que aquello relanzaría su carrera o que, al menos, tendrían una buena publicidad, al final el pobre Jizzy se quedó allí colgado durante horas hasta que la policía pudo bajarle, pero ni por estas su carrera se vio relanzada. Sea como fuera ya podemos disfrutar de la primera canción en eso tan de modo que se llama "streaming" de este en nuevo álbum que verá la luz el 14 de enero del próximo año, aunque en el track list solo aparecen seis temas, con lo cuál ya veremos si es un antiguo LP en toda regla o una especie de EP alargado, sea como fuere buena noticia el retorno de este viejo hard rockero. El tema cañero y para nada comercial, me gusta la rabia que pone Jizzy en la voz y esas guitarras desatadas "old school".


jueves, 21 de noviembre de 2013

Col. Parker


Está claro que después de que Axl disolviera los genuinos G´N´R sus ex compañeros han deambulado por el mundo del rock muy lejos del éxito que alcanzaron con la banda madre, entre todos los ex miembros deben sumar más de una decena de  proyectos desde  Velvet  Revolver, Loaded, Slash & Snakepitt , Neurotic Outsiders, Adler´s Appetite y ...  incluyendo al protagonista de esta entrada, para mí el entrañable Gilby Clarke uno de los guitarristas que peor prensa ha tenido, el motivo no fue que en sus inicios militase en una banda de pop llamada Candy, no, la razón es que osó sustituir nada más y nada menos que a Izzy Stradlin en los Guns and Roses, en ocasiones parecía que el culpable de esta sustitución fuese el propio Gilby. Cuando todos sabemos que un buen día Izzy harto de las excentricidades de su amigo Axl y no conforme con la visión faraónica del Rock de los Guns decidió arrojar la toalla y seguir su camino en solitario, perdiendo la banda una pieza fundamental por su sencillez y su calidad compositiva.

Así este total desconocido por mucho que hubiese tocado en un par de bandas del montón se convirtió de la noche a la mañana en guitarra rítmica de la banda más grande del Rock en aquellos principios de los noventa e incluso participó en la grabación del "Spaghetti Incident". La aventura duro lo que al bueno de Axl le pareció y un buen día en 1994 Gilby fue expulsado de la banda sin un motivo muy claro, le puede servir de consuelo que fue uno más, ya sabemos cómo acabo la historia, la verdad es que no he seguido su carrera al detalle , pero por ejemplo su álbum de 1994  "Pawnshop guitars" tenía el suficiente morbo en esa época de incertidumbre de los Guns como para comprárselo, no en vano salen todos los miembros de la banda en uno u otro momento, además de un montón de colaboradores entre ellos Frank Black de los Pixies. Sin ser un disco perfecto, puedo decir que el paso del tiempo no le ha sentado mal, cierto es que la capacidad vocal de Gilby Clarke es bastante limitada, pero el resultado supera de largo el aprobado. El tema que más me gusta es por supuesto la versión del "Dead Flowers" de los Stones donde Axl aporta su piano y su voz elevando la nota media del álbum, que decir de una delicia de canción como esa simplemente hay que escucharla. Tampoco estaban nada mal algunos otros temas del disco llevan una onda más rockera como el primer single "Tijuana jail" con la ayuda del amigo Slash a la guitarra sustituyendo su habitual sombrero de copa por uno de cowboy más acorde con la canción.

"Cure me...or kill me..." En una onda más sleazy en entonación y guitarras estarían el tema que da título al disco "Pawnshop guitars" o"Cure me...or kill me..."  También hallaremos la bella línea melódica de "Black" mellotron incluido, canciones sin excesivas complicaciones como "Skin & Bones" o "Hunting dogs" con un claro sabor stoniano, cortes de guitarras mucho más pop como "Let´s get lost" o la versión de los Clash "Jail guitar doors" dándole ese toque punk/rock. Un disco correcto para aquellos que no tengan prejuicios contra los sustitutos.
 

 
Pero siete años después llegaría la que considero su mejor obra, la más sincera un tributo a la música que seguro que realmente le gusta, por supuesto el disco paso sin pena ni gloria, pero a cualquiera que le gusten los sonidos setenteros heredados de los Rolling Stones y los Faces, debería buscarlo y darle una oportunidad porque dudo que los pueda decepcionar. De hecho el origen del grupo está en cuatro amigos liderados por Gilby Clarke y el bateria de Stray Cats Slim Jim Phantom a los que se añadirían el bajista Muddy Stardust y el tecladista  Andreadis, para formar Col. Parker (el nombre del manager de Elvis)  en 1999 los jueves por la noche se reunían en el mítico Cat club de Hollywood para tocar versiones de sus artistas preferidos, animándose en el 2001 a entrar en el estudio y crear diez temas de firma contando además con unos ingredientes extras como son las colaboraciones puntuales de Tracii Guns, o Jeff Baxter que le dan su puntito personal. Y aunque hay predominio de los sonidos setenteros basta escuchar ese solo inicial de "Mother Mary son" hijo bastardo del "Can't You hear me knocking" de los Stones, imposible no destacar el fabuloso que Gikby se marca en medio de la canción. No faltan piezas movidas de puro rocanroll como esta "Blink of an eye" y un par de versiones "Mercedes Benz" de Janis Joplin y "Pills" de los New York Dolls, un disco sin pretensiones pero que resulta un más que digno álbum de cuatro tipos que aman el Rocanroll.


miércoles, 20 de noviembre de 2013

The royal court of China


He aquí otra de esas bandas que definitivamente se pueden considerar underground, aunque en su historia por H o por B se han cruzado grandes nombres de la historia del rock, en unos casos tangencialmente y en otros de forma directa. The royal court of China es en el fondo sobre todo  la banda de Joe Blanton y en menor medida de Chris Mekow. Originarios de Nashville, Joe nunca olvida que los REM fueron sus teloneros cuando se iniciaba en esto de la música. En 1984 se formaría la banda y adaptaría ese nombre, que algún tiempo después Jimmy Page y  Paul Rodgers querían para aquel breve proyecto que se llamo The Firm y que dejo dos hijos por el camino. Demos un salto en el tiempo y si nos trasladamos a 1989 y alguien sólo escucha su disco de ese año, tendrá una visión bastante incompleta de la banda en sus inicios eran un grupo que teniendo cierto bagaje y calidad, decidieron despojarse de sus iniciales pieles y embutirse en cuero. A las pruebas me remito, ni su Ep, ni su primer disco de 1987 son desde luego un paradigma del hard rock, lo emparentaría más con un sonido americano más clásico, dentro de su coctelera habría algo de rock, country,  psicodelia, folk, cierto gótico y reminiscencias de un pasado punk que lo tenían. He aquí el video clip de su primera obra, sin demasiado que ver con lo que vendría después.
Lo cierto es que con su disco de 1987, tuvieron un éxito muy modesto y la banda se partió en dos el vocalista Joe Blant y el batería Chris Mekow se trasladaron a Los Angeles y allí parieron un disco producido por Vic Maile (Motörhead, Godfathers) que se podría entroncar con muchas bandas de aquella época que buscaban en el rock su escalera al cielo. Quizás la mejor prueba de la transmutación del sonido de la banda sea este video clip colgado en Youtube en el suena el tema "Take me down" con la primera formación, podemos suponer qué lo grabaron en algún momento entre 1987/88 y suena completamente distinto a la versión que vería la luz en su disco del cambio.
Basta con escuchar el video clip y compararlo con la versión que vio la luz en 1989, cosa fácil gracias a http://grooveshark.com/#!/album/Geared+and+Primed/1006528
Lo cierto es que Joe Blanton en todas sus entrevistas siempre ha reconocido ser fan de los Ramones, Sex Pistols, Alice Cooper y similares lo cual es de agradecer además el justifica su cambio de rumbo utilizando el simil de The Cult, querían sonar duros y lo consiguieron "Geared & Primed" es un más que correcto disco de Hard rock que deja claras sus intenciones desde su inicio con la canción que da título al álbum que me suena más a unos Zodiac Mindwarp que a otra cosa. La segunda canción tiene la curiosidad de que la banda grandes fans de Sam Raimi y de su actor fetiche el gran e inimitable Bruce Campbell consiguieron que el actor fuese el productor de su video clip y sí Sam Raimi el director del mismo aunque nadie espere encontrar nada más allá del típico video clip ochentero, eso si la canción tiene ritmo y solera.

Algunas de las canciones del álbum pese a primar el hard rock, tienen reminiscencias del pasado y determinados arreglos nos remiten a un sonido más rock gótico escuchense sino las guitarras del medio tiempo "It came crashing ...". El cuarto tema nos puede remitir ligeramente  a los Dogs d´amour, tanto el título como el tratamiento vocal de la canción "Six empty bottles". "Mr indecision" es un tema no demasiado lucido dentro del álbum. Mucho más conseguido es "Tijuana go" un rock crudo que nos puede recordar algo el pasado seminal y punk de la banda. "Dragon park" es otra canción eminentemente rockera de sonido saturado. "So yer love is true" me recuerda bastante a temas de Billy Idol, aunque la voz quizás por la comparación sale mal parada en este caso. "This time around" no es una mala canción, otro medio tiempo donde lo mejor son los coros y que podría haber encajado en su primer álbum por ese toque más lírico que no rockero."Take me down" es aquí un tema totalmente hard rock como ya había comentado.

La banda giro con Joan Jett y Cheap Trick pero pese a vender cuatro veces más que con su primer disco, no terminaron de despegar y durante unos meses se separaron, pero en 1991 volvieron a juntarse, girar grabar demos para un tercer álbum que nunca se grabo. Y la verdad es que no se de que forma o contactos tiraron pero lo cierto es que la banda consiguió algo que muy pocas bandas podían soñar, entrar en los míticos estudios de la Sun Records y grabar nada más y nada menos que con la banda que acompañaba al Rey "The Jordanaires", algo por lo que muchas bandas hubieran matado, de aquella sesión nos quedan los recuerdos de la prensa.




Y por cierto una maravillosa versión de"Santa Claus is back in town". Que incluso tocarían por televisión.

 
 
Después grabarían un tema de uno de los ídolos de Joe Blanton, el incombustible Alice Cooper para otro de esos discos tributo que llevan asolando la tierra desde hace un cuarto de siglo. En concreto la canción "Working up a sweat" por cierto el único de sus temas que está en Spotify. Y en 1993 la disolución definitiva de la banda, bueno en el 2009 se reunieron de nuevo y en el 2011 hicieron algunos conciertos, pero dudo de que nunca vayan a publicar material nuevo. De hecho Joe Blanton aún estuvo en nuestro país este año girando con su viejo amigo Dan Baird de los más conocidos Georgia Satellites y Warner Hodges de Jason & the Scorchers girando eso sí bajo el nombre de Bluefields.

 

martes, 19 de noviembre de 2013

Neverland


Esta semana uno está de vacaciones y una de las mejores formas de pasar estos días es rescatando viejos discos del fondo del armario, pero no de esos que se pueden escuchar en una radio fórmula, ni aunque sea de rock pongamos por caso en nuestro país Rock FM, está muy bien escuchar en la radio clásicos de los Ramones, Lynyrd Skynyrd, Iron Maiden, Inxs, U2 o cualquier otra banda de esas que ponen las 24 horas al día, hasta he redescubierto que me vuelven a gustar Dire Straits a los que condene al ostracismo por sobreexposición, pero sinceramente todo lo que suena es música muy "másticada". Hay demasiados discos, demasiadas bandas que nunca han sonado ni sonaran y es una pena. Porque parodiando una célebre frase de Mulder a Scully: "la buena música está ahí fuera".

En 1991  se publica el primer álbum de "Neverland" la verdad es que no se rompieron el coco y su debut lleva el mismo título, un cuarteto americano que practicaba un género que no está entre mis favoritos un rock melódico con leves pinceladas de hard y también de blues. Cuando se publicó el álbum cosechó un buen número de criticas positivas entre las revistas de la época y muy pocas ventas, llevando al desenlace habitual en estos casos: disolución de la banda y nuevas aventuras por parte de sus miembros. El cantante Dean Ortega se uniría a Roy Z y formaría parte del proyecto de rock mestizo "Tribe of the gypsies", mientras que otros dos miembros de la banda el guitarra Patrick Suggs y el batería Scott Garret se unirían al efímero proyecto de los Holy Barbarians de Ian Astbury (ofreciendo por cierto un disco bastante reivindicable ese "Cream" que en su día se llevó críticas bastante duras).


El disco ofrece once temas se abre con "Running on", un tema como todos los del disco muy melódico con una segunda parte del tema en que la voz aterciopelada de Dean Ortega se endurece un punto y el tema gana un montón de enteros cosa a la que también contribuyen las brillantes guitarras que Patrick Suggs mete.

"Cry all night" es posiblemente el tema más comercial del álbum tiene un estribillo pegadizo y adictivo, y unos arreglos de cuerda que le sientan de maravilla

"Take me higher" un temazo que arranca con un tono bluesy de guitarras acústicas y que con la aparición con fuerza de la guitarra eléctrica, que por cierto en ciertos pasajes termina sonando en algunas notas similar a INXS, el único pero en la canción son ciertos teclados prescindibles del todo.

"Drinking Again" el single que los debería haber lanzado a la fama pero que paso con más pena que gloria, la única canción con video clip y donde las guitarras y la batería en determinados momentos me suenan mucho a U2, de todas maneras una buena muestra de lo que ofrecía la banda temas con muchos coros, guitarras cristalinas.
El disco cuanto además con dos baladas, la primera "10.000 years" es mi tema preferido del disco una canción llena de sensibilidad, Dean Ortega no puede cantar mejor y Suggs se marca un solo cargado de "feeling" y existen una gran cantidad de arreglos orquestales de corte melódico que le confieren un toque único.
 
 
 
La otra balada "Mama said" juega con los mismos ingredientes abundante arreglos orquestrales, un estribillo vocalmente muy trabajado, pero con un toque pop mucho más marcado.
El resto del álbum contiene temas que siendo melódicos todos ellos pueden oscilar un poco más hacia el lado del hard como "Lean on me" o  sobre todo"For the love" con un desarrollo instrumental muy hard rock, a otros en los que se percibe una querencia más hacia el blues como "My opinion" con una introducción muy stoniana, "Time to let go" o la fantastica "Talking to you" con un cierto deje oscuro en la voz, guitarras crudas y mejorada con la presencia de una armónica de aires sureños.
Gracias a Youtube incluso podemos viajar en el tiempo al año 1991 y ver como la banda se defendía en directo, con una camára fija pero con buena calidad de sonido defendían su obra como teloneros de los Kix.
 

jueves, 14 de noviembre de 2013

Sleepy Hollow 2013 (La serie)

La cadena Fox está que se sale en cuanto a la calidad de algunas de sus series. Tras el fiasco sin atenuantes de "Hora Cero", han decidido ir un paso más allá y conseguir algo que a priori parecía una misión imposible, superar el anterior desastre con uno aún mayor. La nueva serie que ha conseguido semejante proeza, es la que nos ocupa hoy "Sleepy Hollow" basada lejanamente en el célebre relato de Washington Irving, y popularizada para el pueblo por la película protagonizada por Johnny Depp. Reconozco que es difícil trasladar la idea de un jinete sin cabeza paseándose en nuestros días a lomos de un caballo sin que algo chirrie, pero es que tras aguantar dos episodios hay que plantarse. Es de las peores series en la televisión en bastante tiempo, por cierto los americanos se han empeñado en llevarme la contraria y una serie que iba a tener seis capítulos, debido al éxito ha visto como se le han ido sumando nuevos episodios o despropósitos según el punto de vista de cada cual.
La sinopsis vendría a ser Ichanob Crane, británico y profesor universitario, en la guerra de la Independencia cambia de bando y decide luchar al lado del general George Washington como soldado y espía, con una misión especial encomendada por el propio general en la batalla del valle Hudson debe dar muerte a un misterioso mercenario que luce un hacha tatuada en la mano, tras dispararle y seguir el mercenario vivo consigue decapitarlo, pero resultando él fatalmente herido, con la mala suerte de que la sangre de ambos cuerpos se mezcla sobre el campo de batalla. Y tachin tachan, salto en el tiempo y pasamos de 1781 a nuestros días, Ichabod Crane se despierta como si nada en una cueva donde fue enterrado para poco después ser detenido por la policía como sospechoso del asesinato del Sheriff, ¿qué adivinen como murió? Decapitado. En la comisaria nuestro protagonista no tardará en encontrar una aliada en forma de mujer, la teniente de color Abbie Mills la compañera del decapitado sheriff Corbin que cree en la inocencia del acusado, y es que ella en su juventud había tenido una experiencia "sobrenatural" que apenas nadie creyo. Por supuesto pese a superar la máquina de la verdad, nadie se cree la historia del viajero en el tiempo y el pobre Ichabob está condenado a acabar con sus huesos en un manicomio, si no fuese por la intervención una y otra vez de la teniente Abbie, a partir de aquí ya tenemos a la pareja protagonista dispuesta a enfrentarse a cualquier fenómeno paranormal que se les ponga por delante.



La trama puede provocar sonrojo, risas o en casos extremos y dependiendo del ánimo de cada espectador ira. Sin en "Hora cero" se mezclaba un poco de todo, aquí no han querido ser menos, ya sabemos que el primer presidente de los Estados Unidos era un reconocido masón, pero además y esto no lo sabíamos ya luchaba en sus días contra las fuerzas del mal que amenazaban el mundo. Por supuesto no puede faltar la Biblia ese libro que tanto juego da, los cuatro jinetes del apocalipsis, si claro nuestro jinete sin cabeza es uno de ellos, creo que le llaman "muerte" que original. Pero es que además en Sleepy Hollow además de aquelarres, había una lucha entre dos bandos de brujas, un bueno y otro malo, y el pobre Ichabod Crane se murió sin descubrir que su querida esposa era una bruja "buena" no podía ser de otra forma, gracias a Dios en los presentes días le ayuda ya sea comunicándose a través de sueños o espejos que dan mucho juego desde los tiempos de "Alicia en el país de las maravillas". Pero el detalle más encantador es ese jinete sin cabeza, que también ha sabido adaptarse a los tiempos modernos, luciendo metralleta en un estilo 100% Terminator 2.

miércoles, 13 de noviembre de 2013

Misbehavin

Leo con sorpresa en el blog de ese viejo maestro del "Rock" que es Jesús Penon que acaban de reeditar ese pedazo de disco de 1988 que llevaba por título "Misbehavin" algo así como "portarse mal" en el argot americano. Con esa portada donde la pelirroja Joanna no sé porque me trae a la mente una versión femenina de Ted Nugent. Así pues no todo está perdido todavía hay sellos discográficos que se aventuran a sacar material añejo, que siendo sinceros interesará a pocos, pero no deja de ser una de esas noticias que pueden alegrarnos a algunos la mañana. Os remito a la entrada de 2122 estación de radio si alguien gusta podrá oir ese disco al completo. http://www.2112estacionderock.com/2013/11/joanna-dean-misbehavin-remasterizado.html
 Comenta además Jesús:
"Una gran cantante de la prácticamente ya casi nada se sabe de ella.Es como si se hubiera alejado del mundanal ruido o se la hubiera tragado la tierra." 
Que razón tienes es otra de esas figuras que graba, uno, dos o tres discos y simplemente desaparece de la faz de la tierra. Y es que Joanna grabo tres discos, el primero "British blues session" en 1984 nunca lo he escuchado ni he encontrado en parte alguna. El que nos ocupa, mi preferido nueve canciones, ocho originales más una versión enérgica del "Gimme Shelter" de sus satánicas majestades con su torrente de y unas guitarras muy metalizadas. Pero en este debut destaca el tema inicial "Ready For Saturday Night " un potente tema de Hard Rock que sigue sonando muy bien un cuarto de siglo después.
Tampoco esta nada mal ese segundo single de video clip ochentero hasta la médula que lleva por título "Kiss this".
De hecho solo falta escuchar temas como "Burnin´ruber" o "Dirty fingers" para darse cuenta del al portentosa voz de la que hacia gala esta señora acompañada por unas guitarras que en ningún momento bajan el listón, o si se bajan las revoluciones deleitarse con la típica power ballad ochentera "Once is enough" cantada con sentimiento y con unos bonitos arreglos de piano.
 
El resultado del álbum fue un fracaso de ventas, tras ello Joanna con los mismos músicos intento un último asalto al estrellato y dejando de lado su nombre, rebautizó a la banda como "Bad Romance" para lanzar un disco que seguía por caminos similares a la anterior aventura, potentes temas hard rockeros como "Eye of the storm"  construido entorno a una línea de bajo y con un potente estribillo,  "The house of my father" o la propia "Bad romance" aunque también es cierto que en determinados momentos se encuentra una pequeña desviación hacia la comercialidad y un tufillo AOR recorre algunas pistas como "Code of honor". La balada en esta ocasión es  "Whitest lies" sin piano pero con un tono épico. Pero este álbum tiene un plus añadido, en esta ocasión se lanza a versionar a Nazareth con su "Love hurts" y para ello recaba la ayuda de su amigo Tom Keifer, el resultado "grande".
 
Sin olvidar que otro miembro de Cinderella el bajista Eric Brittingham contribuyó con un par de temas al disco "Love is blind" es uno de ellos y suena cien por cien a hard rock. Esperemos que en unos meses alguien se decida a reeditar este disco y podamos disfrutar del mismo en formato físico.