viernes, 15 de enero de 2016

The Darkness: Bikini 14-01-206

Entre otras cosas el año 2015 nos trajo un nuevo trabajo de The Darkness y para algunos fue uno de los mejores discos de ese año. El concierto de Barna era el primero de este año 2016 dentro de la gira de presentación de "Last of our kind" y tampoco ha habido excesivos cambios con los set list previos, al menos no nos tocaron villancicos como en Diciembre, pero mi esperanza era que se arriesgaran un poco más y siendo la gira de presentación del disco (solo tres canciones me parece algo raquítico) y más teniendo en cuenta que fuera se han quedado sin ir más lejos un temazo como "Open fire". De hecho en algunas fechas incluso el amigo Frankie se atrevió con "Conquerors" y al principio de la gira eran habituales la stoniana "Hammer and tongs" o ese tema del de Luxe "Million dollar strong. Quizás sea que la mayoría del público sólo quiere oír los clásicos del primer álbum, y la banda se plega, a mí me parece un craso error porque hay vida más allá de "Permission to the land" de hecho para mí el mejor momento de la noche de ayer fue ese Justin al más puro estilo Freddie Mercury sentado delante del piano bordando "English country garden".

Por lo demás era la primera vez que veía a The Darkness y salí muy contento no lo puedo negar, sólo me sobro ese cover de Radiohead (no soporto a estos tipos tan "plastas" y sí, he escuchado su música y ya sé que hay gente que le gusta) pero ese puntito negro, no tiene tanta transcendencia cuando has disfrutado de pepinazos como ese "Givin´up" tremenda con los coros de todos, "Get your hands off my woman","I believe in a thing called love", "One way ticket" o la bonita "Friday night" con Nora al piano.


Justin Hawkins sobresaliente, pletórico de voz que es lo principal y un todo un showman con algo de payaso, lo cual tampoco me desagrada en absoluto, pensaba que la vida de excesos le habría sentado peor, pero por suerte de momento esta muy en forma.
En cuanto al vestuarío de Justin muy Freddie en los dos modelitos de la noche, esos pantalones de tenis del final impagables, lástima que el robusto roadie no luciese una máscara de Darth Vader o quizá más acorde con los tiempos actuales de Kylo Ren, hubiera sido un broche bonito. El resto de la banda muy bien también, Frankie es la elegancia y sofisticación, un contraste con el irreverente Justin. Dan sobrio en las guitarras y el hijo de Roger Taylor muy bien, de casta le viene al galgo que dice el refrán.




1 comentario:

  1. He visitado tu blog y me gustó mucho, me gustaría enlazar a colaborar con mi blog www.atituderocknroll.blogspot.com.br.

    abrazo y éxito

    ResponderEliminar